El mantenimiento de un colchón

Como especialistas en colchones, queremos compartirte algunos consejos para cuidar y prolongar al máximo la vida útil de tu colchón.

Es importante mencionarte que el mantenimiento de los colchones es siempre preventivo, es decir, debes realizar el actividades antes de que se manifieste el desgaste en tu colchón. recuerda que de nada sirve comenzar a rotarlo si el colchón ya manifestó un hundimiento.


Sigue estos 5 consejos para mantener en buen estado tu colchón y prolongar su vida útil:


1. Ventilación


Es importante ventilar la ropa de cama todos los días (sabanas, cobijas, colchas, etc). Todas las habitaciones de una casa deben ventilarse a diario, ya que con ello eliminamos malos olores, bacterias y se reducen la humedad y el calor en el colchón. Para ello se debe ventilar el colchón con las sábanas retiradas.


Y es que, tener una buena higiene en el colchón es tan sencillo como abrir la ventana y dejar que se ventile la cama mínimo 10 minutos antes de hacer la cama o cambiar las sábanas.



 

2. Rotación


Para asegurar que el colchón no pierda su ergonomía con deformaciones ocasionadas por el peso o la presión del cuerpo al dormir: hay que cambiar la posición del colchón con cierta frecuencia. ¿cada cuánto se debe rotar el colchón? Lo recomendable es rotarlos 6 veces al año, es decir cada 2 meses.


Este cambio de posición debe ser: de izquierda a derecha y de la cabeza a los pies. Con este volteo evitamos el rápido deterioro y hundimiento del colchón causado por la presión que ejerce nuestro cuerpo al dormir noche tras noche.

 

3. Descanso

Para asegurar el mejor soporte de los resortes de un colchón se recomienda darle 24 horas de descanso después de un año de uso continuo.


La posición correcta para dar este descanso a tu colchón es levantarlo de su postura regular, y recargarlo sobre una pared.


Puedes aprovechar un periodo vacacional para brindarle este descanso. Si no cuentas con un día libre para darle descanso a tu colchón puedes utilizar esta alternativa:

Por la mañana levanta tu colchón de su posición regular y recárgalo sobre una pared, ya en la noche vuelvelo a colocar sobre su base y repite esta actividad durante dos días consecutivos.

 

4. Protección

Limpiar el colchón no es un proceso sencillo, por ello es aconsejable protegerlo con un cubrecolchón impermeable. Lo más recomendable es utilizar materiales transpirables para que no interfiera en la calidad de nuestro sueño. Este cubrecolchón impermeable debe cubrir únicamente la superficie más cercana al cuerpo y dejar las otras caras al aire, garantizando su ventilación. También debe ser lavable, para poder cambiarla junto con la ropa de cama, asegurando que siempre esté limpia y en perfecto estado. Contar con un protector de colchón es un paso muy sencillo que ayuda considerablemente a la conservación de nuestro colchón.

 

5. La base


La base es un elemento a tener en cuenta para el correcto mantenimiento del colchón. ¿Por qué?

No elegir una base adecuada puede dañar la calidad del colchón.

Lo más recomendable es que la base cuente con una zona sólida donde todos los resortes tengan donde soportarse. En caso de las bases de madera es importante considerar que la separación máxima entre tablas es de 5 cm. Para poder garantizar el soporte


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square